Las redes sociales, ¿afectan tu salud?




Las redes sociales son un arma de doble filo, ya que no sólo pueden generar ventajas, sino también desventajas.

Karina Rodríguez Chiw

En la actualidad, los dispositivos móviles, como tablets y smartphones, así como laptops y computadoras, se han convertido en un instrumento necesario para realizar las actividades cotidianas. “En muchas profesiones son herramientas de trabajo básicas, por lo cual muchos jóvenes y adultos pasan la mayor parte del día conectados a éstos, más aun cuando viven inmersos en las redes sociales”, señala la doctora Blanca Hernández Lara, médico internista del Centro Bios, de la Ciudad de México.

Lo anterior trae como consecuencia serios problemas de salud, como: Dolor en el cuello y la espalda debido a una mala postura y a las horas que se pasan frente a los dispositivos.


*Síndrome de visión en computadora (CVS, por sus siglas en inglés), cuyos síntomas son:
• Fatiga visual por mantener fi ja la vista durante varias horas (más de cuatro).
• Dolor de cabeza provocado por el uso de una mala iluminación, pantalla borrosa y/o distancias inadecuadas.
• Ojos rojos y secos, sensación de cuerpo extraño en los ojos, visión borrosa o doble debido a la disminución considerable del parpadeo, lo cual impide la limpieza, higiene y humedad de la córnea (la capa más   superficial del globo ocular).
*Síndrome del túnel del carpo, que aparece por la reiterada y fuerte presión sobre los nervios responsables de la sensibilidad de la mano. Esto afecta los dedos pulgar, índice, medio y anular, provocando adormecimiento y pérdida de la sensibilidad, atrofia muscular y dificultad para realizar tareas delicadas.
*Dolor en el antebrazo, la muñeca y la mano por el uso continuo del ratón y el teclado, lo cual puede afectar las funciones de la extremidad.
*Subir de peso. Se debe a que se pasan demasiadas horas sentado, sin hacer ningún tipo de actividad física, y se acostumbra consumir carbohidratos o comida chatarra en exceso mientras se utilizan las redes.
*Dificultad en la manera en que nuestro cerebro procesa la información. “La información que nos llega a través de los dispositivos electrónicos es muy rápida y no nos da tiempo de procesarla adecuadamente, formar una idea y plasmarla. También nos puede resultar difícil diferenciar información importante de la común y trivial”, señala la doctora María Luisa Pheres Sayún, médico cirujano.
*Problemas mentales por el abuso de estos dispositivos. “Los jóvenes tienden a aislarse y a tener menor comunicación en el ámbito familiar, escolar, laboral, etcétera. La depresión, angustia e insomnio van a la alza. También hay riesgos de adicción psicológica”, señala la doctora Hernández.