El próximo semestre, cambia tus clases a otro país




Vivir un tiempo en el extranjero ampliará tu visión del mundo.

Karla Hernández

Si te entusiasma la idea de conocer una universidad en el extranjero, pero no te quieres comprometer a vivir fuera de México durante los 4 años (o 5 o 6…) que dura una carrera, un intercambio académico puede ser la solución. Esta experiencia te ofrece lo mejor de ambos mundos, y tu vida universitaria se verá enormemente enriquecida.

“Cuando me fui de intercambio escolar a Europa, tenía sólo 20 años y cursaba el sexto semestre de la licenciatura en Administración Financiera, en el Tec de Monterrey”, recuerda David Rosas Martínez, quien ha trabajado en varias empresas trasnacionales y hoy estudia una maestría en Alta Dirección Empresarial.

Viajar por diferentes países, vivir solo, relacionarse con personas de otras nacionalidades y salir a divertirse en la noche sin rendirle cuentas a nadie fueron algunos de los motivos que entusiasmaron al chico para estudiar fuera de México. La idea era hacerlo durante un semestre. El ambiente académico también influyó: “En la escuela en la que estudié la preparatoria y la universidad, los programas están enfocados a promover los negocios y las actividades laborales en un ámbito intercultural; en algunas clases convivíamos con personas extranjeras en los salones”, comenta el alumno. En la actualidad, muchas universidades ofrecen esta opción; solamente necesitas investigar y conocer los convenios que hay con las instituciones de otros países.

“Aproximadamente el 30% de los alumnos que se gradúan de las licenciaturas de Relaciones Internacionales, Administración de Empresas, Negocios Internacionales, Ingeniería Industrial, Mercadotecnia, Mecatrónica y Economía, entre otras, han vivido un intercambio académico”, asegura Ana Esther Gutiérrez Robles, Directora de Programas Internacionales del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México.

Escoge el destino de clases

Lo primero a considerar es el plan de estudios y la compatibilidad de las materias de tu universidad con las de las escuelas en el extranjero. Es importante revalidar los créditos académicos, de lo contrario te atrasarías y te graduarías un semestre después que el resto de tus compañeros.

Por dónde empezar

Los expertos de las oficinas de movilidad de varias universidades mexicanas te aconsejan.

  • Investiga en el departamento de programas internacionales de tu universidad la oferta de escuelas con las que haya convenio. Debe ser compatible con tu plan de estudios para que puedas acreditar las materias a cursar.
  • Mejora tu dominio del idioma inglés o considera tus habilidades lingüísticas al decidir el país donde quieres estudiar. Los cursos suelen impartirse en el idioma de la universidad receptora y se requerirá de un certificado de dominio.
  • Busca materias relacionadas con tu carrera para sacar mayor provecho a la experiencia.
  • Generalmente, para postular a un intercambio se requiere que tengas el 50% de los créditos.
  • Saca buenas calificaciones: el promedio mínimo para estudiar en el extranjero es de 8 o más, según el programa o convenio.
  • Ten la mente abierta ante otras culturas.
  • Regístrate en la Embajada o Consulado de México ubicado en el país en el que estarás estudiando. En caso de alguna emergencia, resulta vital para el Gobierno de México saber de los mexicanos que están en el extranjero.
  • Participa e inscríbete en actividades extra-escolares; muchas no tienen costo alguno y te permitirán conocer más el país que visitas.

Presta atención

  • Un intercambio no equivale a una beca, así que no olvides considerar los gastos de manutención.
  • Para conseguir hospedaje, ponte en contacto con la escuela en el extranjero. Muchas ofrecen lugares en la universidad para hospedarte o te contactan con otros estudiantes que llegarán de intercambio en el mismo periodo. Podrás compartir habitación o departamento.
  • Llega antes del ciclo escolar para tener tiempo de buscar hospedaje.
  • Ten cuidado con las agencias inmobiliarias por Internet; no hagas pagos anticipados desde el país de origen para evitar fraudes.
  • Considera los gastos personales, de renta, de alimentos y de transporte; administrarlos marca la diferencia para tu estancia en otro país.

Ventajas de estudiar en el extranjero

  • Estableces redes que en el futuro te servirán en tus relaciones laborales.
  • Te alineas con el perfil que se requiere en las empresas multinacionales.
  • Perfeccionas otros idiomas y aprendes a comunicarte aun cuando no tengas una lengua en común con tu interlocutor.
  • Tienes una perspectiva más amplia del mundo, así como de las oportunidades laborales y sociales que existen en otros países.
  • Aprendes a administrar mejor tu dinero y a priorizar los gastos.
  • Valoras lo que tienes en tu país de origen y te das cuenta de las cosas que podrías cambiar.
  • Compruebas que puedes sobrevivir lejos de tu familia en un entorno diferente al tuyo y, dependiendo de la elección, en una cultura y con un idioma diferentes a los tuyos.