Tips para tu primera entrevista de trabajo




Antes de llegar frente al reclutador hay mucho que puedes hacer para aumentar tus posibilidades de quedarte con el trabajo.

OCC Mundial

Pon manos a la obra y concéntrate en trazar un plan de acción para tu entrevista laboral con estos tips.

Para los reclutadores no hay nada más lamentable que una persona que no se tomó el tiempo de prepararse para una entrevista, por ello es indispensable que conozcas de qué se trata el proceso y que se espera de ti.

¿Por qué hay que prepararse?

El motivo número uno es que la preparación previa a tu entrevista demuestra interés en el puesto, y eso es evidente para los reclutadores.

Tener una estrategia es lo que hace la diferencia entre ser contratado y quedarse en el proceso, ya que Recursos Humanos generalmente tiene varios candidatos para elegir, por lo tanto nos enfrentamos a una competencia y los detalles son de suma importancia.

Te proponemos algunos tips para hacer de tu próxima entrevista una antesala al empleo que has estado buscando:

1.Desecha pensamientos negativos. ¿Tuviste una mala experiencia en el pasado? Déjala atrás. Recuerda que ésta es una nueva oportunidad de hacer las cosas mejor.  Olvídate de prejuicios y pensamientos como “No me van a dar el trabajo” “Me han entrevistado reclutadores poco profesionales, y ésta no va a ser la excepción”

A menudo nuestras ideas preconcebidas son nuestro mayor obstáculo, así que date la oportunidad de analizar qué ha fallado en otras ocasiones, concéntrate en hacerlo bien y no pierdas tu energía anticipándote a un resultado desfavorable.

2. Llénate de seguridad. Después de despejar tu mente de negatividad y derrotismo es momento de llenarte de seguridad. Si la empresa te ha llamado es porque vio algo en tu perfil que le interesa y es tu misión convencerlos de eres lo que ellos necesitan.

3. Conoce a tu posible empleador. Tal vez la oferta no contenga el nombre de la empresa, pero en cuanto se ponga en contacto contigo te deberá proporcionar sus datos, y es momento de investigar quiénes son y qué hacen.

Si la empresa es grande y tiene una página oficial invierte un poco de tiempo en conocer la información disponible: historia, misión, visión, unidades de negocio, valores, etc. Algunas incluso tienen en la red reportes anuales, boletines y noticias. ¿Tienen redes sociales? También consúltalas.

Si la empresa es pequeña y no tiene sitio web al menos investiga un poco sobre el giro, lee los periódicos para saber cuál es la tendencia del mercado o la información relevante sobre el sector.

4. Usa la oferta de empleo como guía. Puedes obtener muchos datos para tu entrevista si te tomas el tiempo de leer cuidadosamente la oferta de trabajo. En algunas ocasiones las empresas publican un perfil muy completo del empleado que buscan, donde se especifican las competencias requeridas, las actividades del puesto e incluso detalles de las condiciones laborales (salario, horarios, prestaciones); cuando es así tenemos mucha información útil, ya que la empresa nos está diciendo qué es lo que necesita y nosotros podemos enfocarnos en los puntos fuertes que poseemos durante la entrevista.

Cuando la oferta para la cual aplicaste es muy breve o contiene sólo información básica, tendrás menos referencias, pero aun así habrá algo de importancia que anotar, enfócate en los requisitos mencionados, ya que Recursos Humanos te está diciendo cuáles son las condiciones  más importantes para cubrir la vacante.

5. Prepara tus respuestas. La entrevista laboral es una evaluación de nuestra persona, y cuando nos sentimos nerviosos o estresados es común que nos cueste más trabajo expresar lo que queremos decir.

Para neutralizar los nervios y sentirnos con más confianza es muy importante anticiparnos a preguntas comunes de la entrevista y formular respuestas inteligentes. Te recomendamos ordenar tus ideas, hacer una lista de los puntos que te interesa destacar y contemplar preguntas incómodas o complejas que pueda plantearte el reclutador.

6. Toma en cuenta los detalles. Una vez que has fortalecido tu seguridad, investigado sobre la empresa y preparado tus respuestas, la mitad de la tarea está hecha, y tus posibilidades de obtener una segunda entrevista y el empleo son mayores.

Sin embargo, es muy importante que no pierdas de vista algunos detalles que pueden restarte puntos. Aquí te mencionamos algunos:

  • Sé puntual. Llega 15 minutos antes de tu entrevista

  • Viste bien. Usar ropa formal siempre te favorecerá en las entrevistas. Los colores negro, gris y azul marino nunca fallan.

  • Completa tu presencia. Además de un buen atuendo no olvides. Un perfume o loción discreto, maquillaje moderado (mujeres), un peinado sobrio y zapatos impecables.

  • Saluda con personalidad. Un firme apretón de manos y una sonrisa dan siempre una buena impresión.

  • Evita malos modales. Nunca masques chicle durante la entrevista, no te distraigas con tu teléfono móvil ni contestes llamadas.

Enfócate en tus objetivos y llega a la entrevista con la mejor actitud. Sigue estos consejos y estarás mejor preparado para desempeñarte de manera excelente frente al reclutador.