Dime cómo tienes tu escritorio y te diré cómo eres




¿Arreglado? ¿Desordenado? ¿Medio organizado?

Angelina Carrillo

Muchos estudiantes pueden sentirse avergonzados por el desastre que tienen en sus escritorios, pero el desorden no siempre es sinónimo de caos. 

Todo lo contrario, según demostró un grupo de investigadores de la Universidad de Minessota, bajo la batuta de la experta en psicología científica Kathleen Vohs. Si bien durante el estudio una habitación ordenada fomentaba la generosidad y la disciplina, los resultados mostraron que un entorno desordenado daba pie a pensamientos creativos. 

Se cree que esto se debe a que el orden inspira la convencionalidad, mientras que el desorden tiende a alejarnos de lo tradicional. Ahora ya sabes qué responder la próxima vez que alguien ponga en tela de juicio tu sitio de trabajo. ¡Pero no exageres!