¿Te chocan los números?




Una posible explicación

K.V.

La aversión a las matemáticas puede tener un componente genético, descubren investigadores de la Universidad Estatal de Ohio. El estudio, que analizó las diferencias entre gemelos idénticos y no idénticos en términos de ansiedad a las matemáticas, ahonda en los motivos por los que algunos niños y adultos pueden desarrollar un temor a ellas que les dificulta resolver problemas matemáticos y ser buenos estudiantes.

El estudio no implica que la genética sea la única causa, ni la principal, ya que hay factores que también desempeñan un papel importante, como la calidad de la enseñanza y ciertos aspectos del hogar, entre otros. "Experimentar ansiedad a menudo dificulta la resolución de problemas. La ansiedad como respuesta inhibe las capacidades de algunas personas", dice Zhe Wang, autora principal del estudio e investigadora posdoctoral de la universidad.