¿Cuál es tu forma de aprender?




Muchas personas son mayoritariamente visuales, otras aprenden mejor escuchando, e incluso hay quienes comprenden mejor a través del movimiento.

Consolación Salas

“Un estilo de aprendizaje se basa en características biológicas, emocionales, fisiológicas y psicológicas que controlan nuestra manera de captar, comprender, almacenar y usar nueva información”, dice la psicóloga Elsa M. Ortiz Funes, especialista de la Clínica de Atención Psicológica Integral (CAPI), del D.F. Existen muchas formas de aprender y todos empleamos estilos diversos.
Según el modelo VAK (visual-auditivo-kinestésico), tenemos tres canales de percepción de la información (ojo, oído, cuerpo), y según el predominante podemos ser visuales, auditivos o kinestésicos: representamos mentalmente la información de diferente manera para recordar y aprender. Aunque usemos los tres, desarrollamos más alguno: prestamos mayor atención a la información que recibimos a través de ese canal y se nos facilita más el aprendizaje.


Así, en el aprendizaje visual se utiliza más el sentido de la vista para retener información. Los estudiantes aprenden mejor cuando leen o ven la información, pues recuerdan principalmente en forma de imágenes,
incluso de tipo abstracto, como números y letras. En general se les facilita visualizar lo que van a hacer. Algunos profesionales con este tipo de aprendizaje son: arquitectos, diseñadores, comunicólogos y editores.
En el aprendizaje auditivo, señala la especialista, “los estudiantes aprenden mejor cuando la información se les presenta en forma hablada”. Se les facilita reconocer a una persona por su voz y les interesa más escuchar que ver imágenes. “Estudiar o ensayar con un amigo, hacer dinámicas en grupo y asistir a conferencias son algunas maneras eficientes para que registren y conserven la información”.
Este estilo de aprendizaje suele ser común en compositores, actores y maestros, por ejemplo.
En el aprendizaje kinestésico, por su parte, los estudiantes incrementan su rendimiento académico cuando reciben información asociada a sensaciones y movimientos. Suelen ser alumnos más emocionales y extrovertidos. Entre las ocupaciones con este estilo tenemos a cirujanos, escultores, bailarines y atletas.