Historias universitarias: casos de éxito




Ocho exitosos estudiantes que disfrutan el día a día en su vida universitaria.

Redacción

- Óscar Manuel Rentería Vázquez

  • Universidad Concordia, campus Centro
  • Médico Estomatólogo
  • 8° semestre
  • 24 años

Lo más importante que he aprendido ha sido a convivir con los pacientes, saber comunicarme con ellos y que me brinden su confianza. Cursar una carrera universitaria te abre las puertas a cualquier objetivo que tengas; el chiste es que tú lo quieras hacer.


 

 

 

- Blanca Isela Enríquez Cruz

  • Universidad Concordia, campus Centro
  • Médico Estomatólogo
  • 10° semestre
  • 22 años

Desde un principio la doctora Dulce Macías me exigió mucho y siempre ha respondido todas mis dudas. Además, fue mi madrina en el Cuarto Foro Estudiantil, donde recibimos gran apoyo de su parte. También la considero una buena amiga.

 

 

 

 

- Claudia Elizabeth Castelán Hernández

  • Universidad ETAC, campus Tulancingo
  • Ciencias de la Educación
  • 5º cuatrimestre

Lo más importante es no dejar atrás los valores, que debemos de seguir inculcando:

  • En primer punto siempre debe haber coherencia entre el pensamiento y la realidad: verdad.
  • Libertad de pensamiento a modo de autodeterminación humana.
  • Algo muy importante es el servicio, pues debemos salir de nosotros mismos en apoyo a otros.
  • Lo que ha marcado mi estancia en la universidad es la trascendencia: siempre luchar por lo que queremos e ir más allá, y que sea permanente el esfuerzo por lograr más.

 

 

 

 

- Brenda Roxana Ávila Hernández

  • Universidad Tangamanga, campus Tequis
  • Pedagogía
  • 8° cuatrimestre
  • 21 años

Disfruto el momento de realizar las prácticas en instituciones externas a la nuestra, ya que puedo conocer el contexto laboral que nos espera en un futuro.

 

 

 

 

- Esaú Abimael Ruiz Palomo

  • Universidad Tangamanga, campus Tequis
  • Pedagogía
  • 8º cuatrimestre
  • 20 años

Lo que más me agrada de la universidad es la oportunidad que brinda a sus alumnos de realizar sus prácticas profesionales, que inician en el primer año y se desarrollan a lo largo de la carrera en diferentes niveles educativos y empresariales, teniendo como intención que el alumno cuente con experiencia suficiente en distintos contextos.


 

 

 

 - Laura Lu Zhen

  • CETYS Universidad Campus Tijuana
  • Negocios Internacionales
  • 6º semestre
  • 20 años

Una persona memorable para mí ha sido el maestro Heberto Peterson, coordinador de Humanidades. Él me invitó a formar parte del grupo de liderazgo Fortes, en donde logré desarrollar esa parte humanitaria y social que es tan necesaria hoy. Sus consejos y su guía me han permitido ser una persona íntegra, capaz de tomar decisiones, así como generar y liderar proyectos para un beneficio común.

 

 

 

 

 - María José Fuertes Álvarez

  • Imagen Pública
  • Imagología
  • 20 años
  • 4º semestre

Lo más importante que he aprendido es cómo crear una reputación positiva en una persona, institución, marca o producto, analizarlo desde cero para poder crear estímulos, y así generar percepciones favorables. Además, en estos cuatro semestres he ido aplicando las distintas imágenes subordinadas que integran a la imagen pública: imagen ambiental, visual, verbal, audiovisual, física y profesional.

 

 

 

 

- Roxana Sida Elguea

  • CETYS Universidad Campus Internacional Ensenada
  • Ingeniería Industrial

Me gustaría invitar muy especialmente a las jóvenes que están en preparatoria a explorar estas áreas. La ciencia e ingeniería pueden ser intimidantes a veces, pero no son exclusivas para los hombres. Necesitamos más mujeres que se atrevan a elegir este camino. Si lo probaron y no les gustó, por lo menos lo intentaron y descubrieron que no es lo suyo, pero por favor no lo descarten sin antes darse la oportunidad. ¡Puede que se sorprendan!


 

 

 

- Christbelen Lizbeth Sandoval Ayala

  • CETYS Universidad Campus Mexicali
  • Psicología Clínica
  • 6º semestre
  • 21 años

Durante mi estancia universitaria, el aprendizaje más significativo que he tenido es la combinación de humildad y respeto. Mi universidad me ha enseñado a dar a otros sin importar lo que reciba a cambio; a estar para los demás, ayudándolos a realizar pequeñas modificaciones que mejoran su calidad de vida; a ser un agente de cambio que busca beneficios mutuos; y sobre todo a aprender sobre mis límites, destrezas, habilidades y debilidades, para impulsarme a sobrepasar tales límites, sin miedo al fracaso.