Rutina veloz para universitarios madrugadores




Cuando te arregles para ir a la escuela, ¡no pierdas el tiempo!

Marijose Díaz

Cuando te arregles para ir a la escuela, ¡no pierdas el tiempo! Esta rutina te ayudará a estar listo en menos de 30 minutos para que no tengas que levantarte TAN temprano.

  • Elige tu ropa desde la noche anterior, incluyendo zapatos y accesorios. Notarás la diferencia de tiempo con aquellos días en que decides qué ponerte justo antes de salir. Coloca en la misma sección de tu clóset todas las prendas y accesorios que dependen del clima, como abrigos, bufandas, impermeables, paraguas y botas para lluvia: si la mañana está muy fría, te será más fácil encontrarlos.
  • Deja a la mano todo lo que necesitarás en el cuarto de baño, especialmente si lo compartes con alguien. Haz lo mismo con tu maquillaje para que encuentres más rápido lo que sí usarás.
  • Báñate lo más rápidamente que puedas. Además de ahorrar agua, te quedará más tiempo para arreglarte.
  • Haz varias cosas al mismo tiempo. Por ejemplo, lávate los dientes en lo que sale el agua caliente de la regadera.
  • Si vas al gimnasio o te ejercitas por la tarde, quizás prefieras bañarte por las noches (y ganar un poco de tiempo por la mañana).

Aunque necesites ganar tiempo, es muy importante cuidar tu piel. La doctora Laura Juárez Navarrete, presidenta de la Fundación Mexicana para la Dermatología, nos dio varios tips para cuidarla.

Tips para ellas:

  1. Báñate todos los días con agua tibia. El agua demasiado caliente puede resecar tu piel. Usar un jabón neutro con acción antibacterial y poco perfume para prevenir la dermatitis. No te preocupes por emplear jabones cremosos; tu piel todavía no los necesita.
  2. Todos los días, lávate la piel cabelluda -esto es, donde están las raíces de tu cabello- con un shampoo neutro. Si gustas, complementa con un shampoo especial para tu tipo de cabello. Usa acondicionador cada tercer día.
  3. Sécate bien, especialmente los pliegues de tu cuerpo (como las axilas y entre los dedos, para evitar la aparición de bacterias. Después ponte una crema neutra, no muy grasosa, para formar una barrera que proteja la humedad natural de tu piel. Para terminar, aplícate desodorante en roll-on.
  4. Elige un corte de cabello que sea fácil de peinar a diario; en muchos casos, recogerlo será la mejor opción. No abuses de la secadora ni de la plancha y úsalos en la temperatura más baja posible: el calor daña el cabello y reseca la piel cabelluda.
  5. Sí, necesitas exfoliar tu piel, pero justo antes de irte a la universidad no es el mejor momento para hacerlo. Déjalo para los fines de semana.

Tips para ellos:

  1. Sin importar el largo de tu cabello, lávate la cabeza todos los días. Las glándulas sebáceas de la piel cabelluda (donde están las raíces del cabello) necesitan limpieza constante debido a su tamaño. Usa un shampoo antiseborreico.
  2. Seca bien tu piel, especialmente donde se forman pliegues, y aplícate crema para mantenerla humectada. Después ponte protector solar de 30; hazlo por lo menos 15 minutos antes de salir y reaplícalo a lo largo del día si estarás al aire libre.
  3. Aplícate desodorante en aerosol que no tenga un aroma demasiado intenso, ya que puede causarte dermatitis. Para terminar, usa talco para mantener seca la piel de los pies.
  4. Modera la cantidad de gel para cabello que usas; aplicar en exceso hará que parezca de plástico.
  5. ¡Termina con un bálsamo para labios! No esperes a que la piel se reseque: es más fácil y saludable integrarlo a tu rutina diaria.

¡Ahora sí, a la universidad!