Una biblioteca sin libros




¿Se imaginan una biblioteca sin libros?

Marijose Díaz

La nueva biblioteca de la Universidad Politécnica de Florida tiene sillas, mesas...y ni un solo libro físico. Sus más de 135,000 títulos son eBooks y se encuentran a la disposición de estudiantes y profesores exclusivamente. The Commons, o el atrio, fue diseñado por el arquitecto español Santiago Calatrava y fue visualizado como un espacio para el estudio, pero también para la cooperación. Asimismo, los bibliotecarios están capacitados para enseñar a los alumnos no sólo a encontrar y consultar cualquier texto, sino a acostumbrarse a trabajar con materiales digitales.

¿Cómo se puede garantizar que la biblioteca siempre esté actualizada? La doctora Kathryn Miller, directora de Servicios Bibliotecarios, nos explica que además de los títulos disponibles (a través de licencias obtenidas directamente de las editoriales y de agregadores de contenido como ProQuest), se cuenta con un programa de adquisición definida por los usuarios. A través de él, tanto estudiantes como profesores pueden consultar de forma gratuita algún texto que no sea propiedad de la universidad.

Si alguien lo consulta en una segunda ocasión y cumple con los parámetros predefinidos, automáticamente es adquirido por la biblioteca. Esto también ayuda a analizar los intereses de la población universitaria y a mantener el contenido de la biblioteca relevante para sus necesidades.